Ante la falta de certidumbre en el calendario de pagos de los gastos de gestión del período de escolarización (7,9 millones de euros) y los numerosos atrasos en los abonos de la Junta a los centros educativos de 0 a 3 años por distintos conceptos correspondientes al curso pasado, Coordinadora de Escuelas Infantiles de Andalucía (CEI-A) va a preparar una demanda colectiva de todas las escuelas afectadas, que acumulan un montante de retrasos valorado en 1,79 millones de euros. Además, CEI-A critica las numerosas trabas que la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía está poniendo a muchos centros de primer ciclo de Educación Infantil para la concesión de aulas mixtas o compartidas en las distintas provincias de la comunidad.

El presidente de Coordinadora de Escuelas Infantiles de Andalucía, José Luis Victorio, explicó que “existen centros ´completos`, con un aula por cada año, y otros centros que se llaman ‘incompletos’ y que cuentan con permiso para tener un aula mixta o compartida en la que conviven niños de años distintos, dentro de la etapa de 0 a 3 años”. El problema es que, actualmente, son muchas las escuelas infantiles completas e incompletas que tienen plazas libres en algunas de sus aulas y que, para ocuparlas, han pedido autorización a la Administración autonómica, con respuesta desigual en función de las distintas provincias.

“Nos estamos encontrando con delegaciones que aprueban estas peticiones y con otras que, arbitrariamente, deniegan estos permisos, incluso, nos han notificado resoluciones diferentes a solicitudes similares en una misma delegación”, señaló Victorio. Unos criterios desiguales que “ahondan en la complicada situación de los centros de primer ciclo de Educación Infantil, que sólo cobran por plaza ocupada y que se ven atados de pies y manos para poder completar las aulas, incluso habiendo alumnos que quieren escolarizarse en ellos”, añadió el presidente de CEI-A.

Al mismo tiempo, esta negativa de la Junta tiene una clara repercusión en las familias, que ven frustrado su deseo de matricular a sus hijos e hijas en el centro que quieren y que, además, tiene plazas libres. “Lo que se solicita es sólo una flexibilidad para crear los grupos mixtos en todas las escuelas, una herramienta que ya existe y que facilita la organización y rentabilidad de las escuelas, permitiendo también la libertad de elección de centro de las familias”, expuso Victorio.

Demanda colectiva por los atrasos

Por otro lado, tras la reunión mantenida con la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE) y ante la falta de concreción del calendario de pagos de los gastos de gestión a los centros de primer ciclo de Educación Infantil -que suponen 7,9 millones de euros-, así como de los retrasos continuados en los pagos por múltiples conceptos del pasado curso (valorados en 1,79 millones de euros), CEI-A ha decidido preparar una demanda colectiva de las escuelas infantiles afectadas.

“Ni APAE ni la Consejería de Hacienda se están tomando en serio el enorme problema que están creando en los centros de primer ciclo de Educación Infantil, sólo nos hablan de pagos parciales y de fechas aproximadas de los mismos por problemas en las aplicaciones que usan para los abonos, que no son nada más que excusas para tapar la falta de diligencia con la que están tratando al sector educativo de 0 a 3 años”, denunció Victorio. “Es una falta de respeto a los y las profesionales de los centros Adheridos al Programa de Ayudas a las Familias, que están haciendo un sobreesfuerzo enorme para que el curso se desarrolle con la máxima normalidad posible y que no paran de saltar obstáculos”, concluyó el representante de la patronal.