Coordinadora de Escuelas Infantiles de Andalucía (CEI-A) hace responsable a la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía de la convocatoria de huelga por parte del sindicato Comisiones Obreras (CCOO) para los próximos 19 y 20 de abril. Una medida que perjudica al funcionamiento de los centros educativos y a la que han llegado los trabajadores y trabajadoras ante la amenaza que supone la implantación de una normativa impuesta sin consenso y que tiene como consecuencia la mercantilización de la Educación Infantil.

La presidenta de la CEI-A, María del Rosario de la Peña, ha explicado que “como patronal que representamos a los centros no podemos secundar una movilización que va contra nuestros intereses, pero entendemos la desesperación e incertidumbre de los trabajadores ante un Decreto que no ha contado con la opinión ni de los educadores ni de las escuelas”. Para la representante de las Escuelas Infantiles, “la responsable de esta situación es la Consejería de Educación, que sigue empeñada en sacar adelante una normativa que perjudica a toda la comunidad y que está haciendo que las escuelas compitan por precio y no por proyectos educativos y calidad asistencial”.

No obstante, De la Peña también critica la actitud “paralizada” de Ciudadanos, que “está impidiendo tumbar este Decreto que es injusto y que no tiene en cuenta ni el trabajo de los educadores, ni el esfuerzo de los propietarios, ni las necesidades de las familias”. En este sentido, la presidenta de la CEI-A culpa a la formación naranja de “apoyar a su socio de gobierno en Andalucía y ser cómplice de este decretazo”.

Por todos estos motivos, Coordinadora de Escuelas Infantiles de Andalucía-patronal que aglutina a los centros del primer ciclo de Educación Infantil- se concentrará el próximo 19 de abril frente al Parlamento de Andalucía, junto a otras organizaciones y patronales de 17.00 a 19.30 horas para exigir la eliminación del Decreto.

Menos ayudas para las familias

Además de los perjuicios para los centros de Educación Infantil y sus trabajadores, CEI-A sigue alertando de los efectos negativos que la nueva normativa tendrá sobre las bonificaciones a las familias, ya que la ampliación de tramos esconde una reducción de los importes que van a recibir los padres a partir del siguiente curso. Asimismo, las familias que hasta ahora se beneficiaban de un 25% de bonificación, se quedarán sin ayudas el próximo curso. De igual forma, algunas que recibían el 50% ahora disfrutarán tan sólo de un 30% de reducción y las que poseían un descuento del 75% se tendrán que conformar con apenas un 50%.

Unos datos que demuestran el maquillaje de las cifras que ha hecho la Consejería de Educación, que presume de aumentar las plazas bonificadas a costa de reducir los importes y, en algunos casos, suprimirlos por completo.