La organización, la más antigua del sector, defiende que ese importe debe dedicarse a aumentar las bonificaciones a las familias y no a la destrucción de empleo

El presidente de Coordinadora de Escuelas Infantiles de Andalucía (CEI-A), José Luis Victorio, ha acudido este jueves al Parlamento de Andalucía para respaldar la posición de la Junta de Andalucía de no solicitar los fondos europeos Next Generation con las actuales condiciones impuestas por el Gobierno de España, ya que supondría poner en serio peligro más de 10.000 puestos de trabajo de la actual red pública de centros de primer ciclo de Educación Infantil en Andalucía.

De esta forma, Victorio ha aclarado que “por supuesto que queremos estos fondos, pero no a costa de destruir miles de puestos de trabajo y de cerrar centenares de escuelas infantiles en Andalucía”. Así, el presidente de la patronal ha afirmado que “en Madrid parecen desconocer la actual red pública de 0 a 3 años de nuestra comunidad, conformada por escuelas de titularidad pública, pero también por centros adheridos que son propiedad de pequeñas y, en contadas ocasiones, medianas empresas, que ceden todas sus plazas a la Junta para que las familias puedan disfrutar de las mismas bonificaciones que en la pública”.

Precisamente, para CEI-A los fondos europeos deben ir destinados a “incrementar esas bonificaciones para seguir avanzando hacia la gratuidad de la etapa educativa de 0 a 3 años” pero “no para crear nuevas escuelas y plazas en una comunidad autónoma que tiene más de 35.000 plazas sin ocupar y en la que todos los días cierran centros por falta de niños”.

En este sentido, para Coordinadora esas plazas deberían crearse en zonas de exclusión social, rurales, o barrios y municipios con escasez de plazas, en los que no existan vacantes en la actual red de centros públicos y privados, completando esta medida con un incremento de la financiación pública de la red de escuelas infantiles de iniciativa social para poder lograr la gratuidad en 0-3
en la actual red de centros mediante diferentes fórmulas de colaboración para ayudar directamente a las familias.

De no ser así, se sufriría una sangría en el empleo en un sector ocupado en un su inmensa mayoría por mujeres con una muy complicada recolocación posterior, que ya durante la pandemia las es-cuelas infantiles han visto reducirse sus plantillas.

Por todos estos motivos, Victorio ha acudido este jueves al Parlamento de Andalucía para respaldar la posición del consejero de Educación, Javier Imbroda, y para unir fuerzas con el resto de organizaciones con el objetivo de hacer recapacitar al Gobierno central.